Vivir en Dublín: Búsqueda de piso (Parte 1)

Hola Inspira2!

En este post os voy a contar el segundo punto más importante a la hora de plantearnos vivir en el extranjero, encontrar tu casa definitiva o por lo menos el primer lugar en que sentirte como en casa. Concretamente os voy a hablar de mi experiencia personal en mi ciudad de acogida, Dublín (Irlanda).

Os tengo que confesar que este punto ¡no es nada fácil!. Y no lo es, por varias razones:

  1. Hay mucha demanda, lo que hace que las colas para ver los pisos a veces sean interminables. Hay muchos pisos y habitaciones sueltas pero también mucha gente; aun así también hay mucho movimiento de entradas y salidas de inquilinos.
  2. Muchas veces te piden referencias tanto de trabajo como de caseros de alguna casa anterior en la que hayas vivido, por lo que encontrar la primera casa es un poco complicado sino cumples estos dos requisitos. ¡Pero se puede!.
  3. Si en tu caso vas acompañado de tu pareja la situación se complica. Es más difícil encontrarCYMERA_20150415_155335[1] habitación que permitan parejas que para una sola persona. Si me preguntáis el por qué a día de hoy no tengo una respuesta. Se supone que es porque las parejas traen más problemas, se pelean más, por su intimidad, no se relacionan con el resto de compañeros… en definitiva, muchos sin sentidos. En mi caso, yo viaje con mi pareja y tengo que deciros que vivimos, primero con una pareja y luego con otra; y con ninguna hemos tenido ninguno de estos problemas, es más, a día de hoy tenemos una muy buena relación con ellos. Por tanto, no os sorprendáis si a la hora de buscar piso os encontráis con esta barrera.
  4. En el caso de Dublín (no se en otros países europeos) el que elige es la persona que ya está viviendo en la casa (en el caso en que lo que estés buscando sea una habitación individual y compartir las zonas comunes con otras personas) o si es un estudio o una casa completa, el casero (landlord / landlady). Con esto me refiero a que estamos acostumbrados a que, por lo menos en España, si quieres irte de alquiler lo normal es que visites muchas casas o habitaciones y seas tú el que elijas la que más te gusta para empezar a vivir allí. En Dublín no pasa eso. Tú conciertas citas para visitar la casa y luego tus futuros compañeros o el casero según el perfil que busquen, te escogerán para vivir o no con ellos.

Esta es la situación que en un principio tenéis que pensar que os vais o te vas a encontrar. No es por desalentaros pero es la realidad, y personalmente en mi caso me hubiese gustado que me informasen previamente de todo esto y así no llevarme tantas sorpresas.

Otro punto que quiero destacar es que la mayoría de los pisos (sobre todo el alquiler de habitaciones) van ¡en negro!. Si como lo oís. Esto es algo que me sorprendió porque siempre he escuchado que España es el país de la picardía y el trapicheo en cuando a fiscalidad se refiere. Pero no, no somos los únicos.

En Dublín, en la mayoría de los alquileres no te hacen contrato y se paga cada mes directamente al casero que, por lo general, lo único que te hace es firmarte en un librillo o cuaderno en el que se van registrando cada mensualidad. Junto a esto, casi siempre suelen pedirte un deposito que equivaldría al pago de un mes por adelantado y por lo general y mi experiencia, hay dos formar de entregarlo que dependerán del método que el casero prefiera: o bien a él directamente y que luego cuando finalice tu estancia, te lo devolverá; o la segunda y más común, tener que entregársela al inquilino que está dejando la habitación o casa y que además ha sido él quien ha tenido que buscar a alguien para que le sustituya si quiere recuperar el depósito. Es decir, esto funciona de manera cíclica y tiene como fin que el casero tenga siempre la casa ocupada y así asegurarse que siempre recibirá su mensualidad.

Esto hace que al principio te sientas un poco desconfiado pero que luego lo tomes como algo normal.

Os hablo desde mi experiencia personal y a grandes rasgos, porque también conozco a gente a la que sí la han hecho contrato. Todo dependerá del “landlord/landlady”.

Creo que por ahora os he dado mucha información, por tanto, voy a dividir esta publicación en dos. Os adelanto que en la segunda parte hablaremos de: webs más comunes para la búsqueda de piso o habitación y recomendaciones a la hora de la búsqueda, concertar las citas y enfrentarse a las entrevistas.

En definitiva, la moraleja de este post podría resumirse en: Cada país es un mundo. Nunca visites uno intentándolo comparar continuamente con tu país de origen. ¡Adáptate y acéptalo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s