Replexiones tras vivir en el extranjero

Hola Inspira2!! El post de hoy es algo diferente y especial.

Hace muy poco, trasteando entre los documentos del ordenador encontré este texto. Lo escribí tras pasar el primer mes de irme a vivir a Dublín. Cuando lo leí sentí de nuevo muchas de las sensaciones de ese momento y me apetecía compartirlas con vosotros. Resumen muchos sentimientos encontrados como: superación, anhelo, alegría, tristeza, fuerza… Espero que estas palabras os trasmitan esos sentimientos y os orientes en futuras decisiones personales.

 

“Hoy, justo hoy, hace un mes que nos fuimos. Ese día 7 en el que cogimos el avión para venir a Dublín y vivir una nueva experiencia.

Confieso que lloré y mucho. Antes, durante y después pero como mucha gente me había advertido ya, la primera semana pasa y luego viene la segunda, que se empieza con otra perspectiva y con menos lágrimas y así una tras otra. Cuando te das cuenta ya ha pasado el primer mes y ahora es cuando, poco a poco, empiezas a disfrutar.

En tan poco tiempo ya he aprendido que para conseguir algo súper insignificante hay que dar el 100% de uno mismo; a dejar los nervios a un lado, ser más paciente y no intentar predecir lo que vendrá porque siempre te sorprenderá (para bueno o para malo); a recorrerte tres supermercados si con ello te ahorras unos céntimos en la compra; a que los seres humanos nos entendemos seamos de donde seamos y que pese a lo que se piensa en cuanto a los idiomas, al llegar sabes más de lo que habías imaginado, o por lo menos la dificultad del momento agudiza tu ingenio y hace que al final consigas tus objetivos (ya habrá tiempo para mejorar!!!!); a que los minutos pasados con la familia son el mejor recuerdo que puedes traerte y a que cogerías el primer avión para volverlos a vivir (comidas los domingos, pasar los viernes dando una vuelta, los churros sorpresa de alguna mañana…)

Para la gente que se esté planteando irse, tengo que decirles que pesa a lo malo siempre hay muchísimo bueno que hace que esto siempre merezca la pena. Irte de tu país para un fin u otro, más o menos tiempo, siempre implica un acto de valentía que, pese a los comentarios que te dirán los de tu alrededor de: Es lo mejor!!, Yo si pudiese también lo haría!!…ten claro que NO todos lo haría, y no por dinero, sino porque es un paso importante.

Aun así, hay que ser valiente y como me dijo un amigo…..No pierdes nada, lo que tienes aquí ya es tuyo. Lo demás solo suma, no resta”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s